Olas

Antes de subirme por estos lares en los que ahora arrastro mi existencia, hice una fugaz escapada a Sitges, para disfrutar del sol y el mediterráneo.

Por suerte era un día con bastante viento.  Viento + agua= olas. Olas + Luz baja= contraluz y transparencias.

Refrescantes imágenes.

Como siempre, la galería completa aquí.

Aviso: Hoy me he levantado flamenco. 

Ahora, hago una reflexión encubierta, como quién no quiere:
No suelo meterme en cosas de política, ya que considero que para hablar de política hay que tener un cierto nivel cultural, geopolítico, económico y de hipocresía, lo suficientemente elevado como para no tener que hablar de política (y dedicarse a ella).

Retocando estas fotos no he podido dejar de relacionarlas con los tsunamis, y claro, me ha llevado a esa tropa de Residents Evils que se hacen llamar Tsunami Democrátic.

Digo lo de Residents Evils por que a mi humilde opinión, «parecer» un grupo controlado por los poderes fácticos ocultos tras aplicaciones de mensajería, que mueven a los Z como, cuando y a donde quieren para protestar por la encarcelación (muy light, oiga) de unos señores políticos,que a costa de cobrar un sueldazo proveniente del dinerito que tan alegre y desintersadamente pagamos por medio de los impuestos recaudados, y que tras jurar su cargo sobre un royo de  papel higiénico al que llaman Constitución, hacen lo que les sale de la entrepierna (tirando al interior), desvían fondos públicos y roban a manos abiertas, en defensa de lo que llaman en interés del un pueblo, que por cierto no llega a la mayoría.(¡Muy democrático todo, oye!).

Quizás si toda esta gente que se tira  al calle protestara por la falta de empleo, las carencias en educación y sanidad, el futuro incierto, la crisis climática, el gobierno corrupto…. Pero no. Lo hacen para defender a unos políticos corruptos y onanistas hasta las trancas. Por eso no se me ocurre otra manera más elegante de llamarlos.

Por otro lado, me resulta irónico lo de utilizar el término de tsunami como algo que no se puede parar. Ya.
Pero una vez que ha el tsunami ha pasado, no queda nada más que destrucción, desolación, miseria y muerte.

Así pues me parece bastante irónico (y puede que hasta premonitorio).
Por otro lado, y llamadme mal pensado, el logotipo (o alguno de ellos que he visto por ahí), me recuerdan a este:

Que no es más que el reflejado en esta película:

…que corresponde  a esta magnífica película, que si no habéis visto, ya tardáis, y si la habéis visto, es hora de revisarla.

En fin, seguramente son paranoias de persona mayor que no entiende los tiempos modernos que corren…

Será mejor que siga a lo mío…

2 pensamientos en “Olas

  1. Jaaaaajajajajaja!!!

    De acuerdo contigo en la película: muy recomendable.

    1. Vendría a ser como ver un documental de Félix Rodríguez de la Fuente…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.