Fotografía para Punkies 5: El proceso fotográfico.

Bueno. Llegados a este punto en el que ya hemos aprendido los misterios y milagros de la luz y la vista, es interesante empezar a entender cómo funciona el proceso fotográfico. Todo ello explicado como si fuera un día de resaca.

Cómo el blog es mío, y lo rompo cuando quiero, vamos a hablar del proceso físico químico de la fotografía convencional, o química. Más adelante ya abordaremos la fotografía digital. Porque, digo yo, si quieres aprender a escribir, deberás hacerlo con lápiz y papel, ¿o acaso vas a aprender a escribir con un teclado? Pues eso. Hablaremos de la fotografía en blanco y negro, y de película.

Realizar una fotografía es como ir a la playa y dormirte con la mano en el pecho. Al final te despiertas rojo con la marca blanca de la mano.
Podríamos decir que en la realización de una fotografía (desde que apretamos el botón de la cámara hasta que tenemos la foto en papel) intervienen 2 procesos físicos y 2 procesos químicos.

Pero antes de continuar, vamos a explicar básicamente que es el material sensible (no, no son los millenials que se ofenden con todo).

El soporte fotográfico puede ser un cristal o una lámina (película) de poliéster o de celulosa (papel fotográfico) recubierto de una emulsión fotográfica sensible a la luz compuesta por cristales de plata (haluros de plata).
Cuando la luz incide sobre dicha emulsión, los cristales se «queman». Si una parte de esa emulsión no está expuesta a la luz ( por ejemplo porque está tapada, no se «quemará»).

Punto. Este el principio de la exposición fotográfica.

PASO 1: Exposición a la luz. (Físico)
Exponemos el material sensible a la luz. Las zonas expuestas se «queman». Las zonas no expuestas siguen siendo sensibles. A esto se le llama Imagen Latente. (Si, vale, en realidad es un proceso físico químico, pero bueno).

PASO 2: Revelado de la película. (Químico).
Proceso por el que se detiene la sensibilidad a la luz de la película, se fijan las partes de luz expuestas (quemadas), se retiran las no expuestas. Fijado del resultado. Esto se lleva acabo exponiendo la película a varios químicos durante tiempos y temperaturas concretos. El resultado es una imagen en la que las zonas expuestas a la luz se han fijado, y las no expuestas se eliminan. De ahí que nos quede la imagen en negativo.

Tras estos dos pasos, tenemos como resultado la película revelada, en formato de negativo. En el supuesto caso de que estuviéramos empleando diapositivas, ya tendríamos un original final, al quedar el revelado como positivo Pero el proceso es otro, y ya hablaremos de él más adelante.

Ahora, para tener nuestras fotos en papel, repetiremos el proceso, esta vez en el cuarto oscuro (esa imagen de una habitación con luz roja que siempre confundís con una calle de Ámsterdam).

Para ello, por medio de una ampliadora, en la que introducimos el negativo (la película revelada anteriormente), proyectaremos la imagen sobre otro soporte fotosensible.

PASO 3: Exposición a la luz (Otra vez).
Exponemos el papel fotosensible a la proyección del negativo, por un tiempo determinado y con un diagrama determinado. En función de estos valores, la imagen quedará más o menos definida, y más o menos oscura. Volvemos a tener una imagen latente, que necesita ser revelada. ¿os suena de antes?

PASO 4: Se introduce el papel fotográfico dentro del liquido revelador (con una formula y temperaturas concretas), para obtener la imagen positivada. Por que claro, como estamos proyectando una imagen negativa sobre el papel fotográfico, al revelarlo (ooootra vez fijan las partes “quemadas” y se eliminan las sombras), y por arte de la burundanga, obtenemos una imagen positiva, que se conoce como copia fotográfica.

Obviamente me estoy saltando muchos conceptos y algunos pasos, sobre todo en los procesos químicos, pero a grandes rasgos éste sería el proceso por que se obtiene una copia fotográfica en blanco y negro por el sistema tradicional.

Ahora una aclaración: No, la luz roja de putiferio verbenil que se emplea en el cuarto oscuro a la hora de positivar la copia en papel, no afecta al papel fotográfico. Bueno, si lo dejas durante días, si que le afecta. Estoy por ponerme una bombilla roja para cuando abra Photoshop…..

2 pensamientos en “Fotografía para Punkies 5: El proceso fotográfico.

  1. Tal como lo explicas hasta dan ganas de ponerse a revelar ….. y eso que ahora nos agobiamos cuando el ordenador tarda en aplicar una acción. Lo de antes si que era tener paciencia.

    1. Y no solo paciencia. Si te equivocadas en algo, perdías todo el material (por lo menos en el revelado del negativo). No es que yo haya revelado muchos negativos, pero de copias de papel, si que hice unas cuantas. Lo irónico es que me vendí el laboratorio de revelado de blanco y negro para comprar mi primer ordenador para Photoshop. Añoro aquellos momentos de cuarto oscuro, el sonido del agua correr, y la magia de ir viendo aparecer la imagen…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.