El criterio de la mediocridad

Mi buen amigo Ormazabal se ha llevado un sustito con mi anterior entrada en el blog, ya que se pensaba que iba a cargar (o cagar) sobre el criterio bajo el que se otorgan los premiso Oscar de cine.
Como sé que es un tipo sano, que se cuida y que disfruta de una buena resistencia mental, no voy a defraudarle.

Spoiler: «Hoy me he levantado flamenco» (Ya sabéis lo que esto significa).

Así que vamos a hablar un poquito de Cine. Aviso que las siguientes opiniones son personales, y cada uno (todavía) puede pensar lo que le dé la gana (¡que para eso vivimos en demagogia!).

Bien, vamos allá.

Supongo que habéis visto la película Mad Max: Fury Road. Si no la habéis visto, deberías dejar los ojos en un vasito con agua por la noches y meteros en las cuencas dos canicas. Básicamente por que es una película de acción, fiel a su tradición y a su estilo, sin un guión denso ni una historia trascendente, como se le espera, en la que un septuagenario George Miller le enseña (a bofetones de mano abierta)  a todos los jóvenes directores de cine de acción cómo se hace una película brutal sin apenas usar CGI. Con un par de huevos (uno en cada mano).

De la que, para más inri, existe una magnifica versión en «ese blanco y negro que tanto nos gusta»…

 

Bién. En esta película hay dos palabras que, sin lugar a duda marcan la filosofía de Inmortal Joe y sus secuaces. Y, como mensaje subliminal, dicen mucho de la actual industria del cine:

«Sed testigos».
Es decir, Necesito que veáis lo que hago, para justificar la existencia de mis actos. No lo hago por mi. Lo hago para recibir vuestra admiración y aceptación. Sólo esto demostrará mi existencia. Llevo a cabo mis actos para vosotros. No de forma filantrópica, si no de forma sumisa ante la vida.

«Mediocre».
La mediocridad como premio, Como reconocimiento de los actos. Esto me lleva a este bonito párrafo de las “10 Estrategias de la Manipulación a través
de los medios” del escritor Sylvain Timsit  y que si de verdad no tenéis ganas de llegar a las próximas navidades, podéis descargar aquí.

En resumen viene a decir lo siguiente:

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad.
Promover al público a creer que es moda el hecho de ser vulgar e inculto, malhablado, admirador de gentes sin talento alguno, a despreciar lo intelectual, exagerar el valor del culto al cuerpo y el desprecio por el espíritu…

Ahora, se me están yendo todos al gimnasio a hablar de Schopenhauer con la monitora de aerobic.

Llegados este punto, os preguntaréis a que viene esta entrada. Venga, Vamos allá.
Estos días, aprovechando que estoy disfrutando de una Internet decente, puedo pasearme bastante por youtube (que sí, que Vimeo es infinitamente mejor), y he estado viendo criticas de cine de dos películas «que lo están petando»: Estas són Joker y 1917.
No paro de ver criticas que las tildan de obras de arte. Si quieres ver obras de arte del cine, como poco vete a ver algo de Kubrik o de Welles. Cuidado que no estoy diciendo que sean malas películas, que no lo son, pero de ahí a obras maestras… Y os voy a comentar por que:

Joker:


Tremendo Joaquin Phoenix. El que es un monstruo de la interpretación, lo es para siempre. Y éste lo es. Aparte de eso, mejor ponme unos anuncios por que esto no se aguanta por ningún lado.

Atención, spoiler:

Los Reyes Magos son los padres, y al final de la vida, te mueres. Hacienda son ellos.

El enfoque del personaje está poco desarrollado, los bailes de taichí etílico me llegaron a causar pesadumbre. La escena de la escalera, de la que tanto se maravillan, me pareció forzada (como toda la película). Joder, si queréis escenas de escaleras, tragaros»el acorazado Potemkin».

Y ahora un detalle, sólo uno, con el cual toda la santa película se viene abajo, y que parece que nadie se ha percatado.  Se supone que Arthur Fleck (personaje interpretado por Phoenix) debe rondar la treintena de años. ¿no?, y Sale la escena en la que matan a los padres de Bruce Wayne, a los 9 años.

Entonces, significa que para cuando Bruce Wayne se convierte en Batman (sobre los 30), Joker ya debe haber pasado los 50! Idóneo para ir haciendo el cabra por ahí, sin los analgésicos de hoy en día. Que mira que un servidor por la mañana se levanta que para mear parece un click de Famobil.  Vamos, por lo qeu a mi respecta, Batman siempre será…

…con posiblemente los villanos mas malos, teatreros e impecables.

Y joker, siempre será

Resumen: La película del Joker,  con una notable interpretación, pierde más agua que el Titanic. «Una obra de arte, decían». Mejor que se revisen la cinemateca de Ed Wood, a ver que opinan de lo que es arte.

La siguiente es la novedosa 1917.

Una película sobre la primera guerra mundial. Algunos osan compararla con Senderos de Gloria, de Stanley Kubrik (ojos, para que os quiero).
Tengo que confesar que acabé la película a golpe de skip. Veamos. Técnicamente es impecable. Rodada enterita en  un sólo plano secuencia (que todos sabemos que es imposible, pero en digital se puede camuflar mejor de lo que tuvo que hacer Hitchcock en » La Soga»

La fotografía es impecable, a cargo de Roger Deakins, responsable de la fotografía también de, entre otras maravillas, de Blade Runner 2049

Y es que si algo tiene 1917 es un nivel técnico de esos que no se ven, pero que se notan.

Por lo que a un servidor se refiere, me la pueden vender como un documental dramatizado de lo que era la vida de trincheras en la primera guerra mundial. pero ya está. A mi parecer (siempre) los actores no transmiten nada (podrías haber puesto a Pajares y Esteso, sin resentimiento interpretativo) y la trama y guion brillan por su ausencia. Vale, no esperamos que sea Solaris, pero es que es una versión light del Salvad al soldado Ryan. un «vete p’allá cagando leches que se los va a pelar a toos»!.

En fin, que si no tenéis nada mejor que hacer, el enlace de «la Soga» que os he puesto arriba es la película completa. Y esta, además de ser un plano secuencia hecha en 1948, sí que tiene un buen guión y unas magnificas interpretaciones.

Ahora es cuando diría que ya no se hace cine como antes. Y eso no es cierto. Pero hemos llegado a un nivel de mediocridad en el que cine fácil de digerir es Obra de arte, y el Cine de verdad es algo raro que no se entiende. Pajas mentales de los directores….

Sed testigos, mediocres, sed testigos.

 

2 pensamientos en “El criterio de la mediocridad

  1. Buff! No puedo estar más de acuerdo contigo, que no es lo mismo que decir “no puedes tener más razón”. No se si es una Oda a la mediocridad o a la vacuidad. Es una falta de – otra palabra de moda – autenticidad que hace que el discurso carezca de profundidad real. Solo importa el estilo narrativo y la técnica depurada. Detrás no hay nada de nada. Pero en la instafotografia de hoy pasa exactamente lo mismo. Pura pose.

    1. Gracias por tus palabras. Efectivamente. A eso que le llaman democratización de la Fotografía, es como decir que MacDonalds democratiza la comida….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.