Que te follen, Facebook

Así, como suena.

Hace unos meses, en un arrebato de hastío, borré mis cuentas de Facebook y de Intagram. Si, son dos herramientas muy poderosas de difusión, pero también son dos sumideros de decadencia humana.

Desde entonces,  la verdad es que vivo más ligero. Es una tontería, ya lo sé, pero también es una tontería el primer pico de caballo, ya si sobrevivisteis a los 80, ya sabéis a que me refiero.

Te lo ajuro por mi mae… ¿tienes un sigarrito?

La cuestión es que hace días me rondaba la idea de volver a Facebook. (Ains, sólo pa queitarme la ansiedá). Básicamente por recuperar algunos contactos, y principalmente por que estaba pensando en probar de enlazar el blog con Facebook, para promocionarlo un poco.

Que ingenuo….

Así que hace unos días me vuelvo a dar de alta. (Os recuerdo que «borré» mi cuenta). Así que introduzco mi cuenta de correo, mi nueva contraseña y la fecha de nacimiento, para darme de alta. La primera sorpresa me llega cuando me pide que suba una foto mía, en la que se me vea correctamente. Eso ya me mosquea. «Vaya», pienso, «estos ya quieren tener asociada mi cara a mi nombre si o si». Así que subo una foto, con la cámara en la cara.  Ea. El siguiente mensaje es que tienen que revisar la información que he subido, para validar la cuenta.

Así pasan unos días sin recibir ninguna noticia. Hoy accedo a ver como va la gestión, y lo único que encuentro es un mensaje diciendo que se ha inhabilitado la cuenta.

Como os podéis imaginar, ir al servicio de ayuda es más inútil que pedirle compasión a un empleado de hacienda en lunes por la mañana, a la hora del (su) almuerzo tras un recorte de salario (por que a mí como autónomo me pueden hacer un impago de la ostia e igualmente tengo que pagar los impuestos y el IVA de algo que no cobrado, pero a él no le funciona el mouse y tienen que venir del SAMU a atenderle de un ataque de ansiedad. P.D.: Si eres funcionario y te sientes ofendido, hazte autónomo y hablamos).

Así que ni un puto mail para notificarme el estado del trámite, ni una sola explicación de por qué se ha inhabilitado la cuenta. Nada. Eso sí, luego no hay ningún miramiento a la hora de vender los datos, censurar pezones y permitir fotos de niños con armas.

Como parece que necesitan más datos sobre mi persona para poder tenerme mejor fichado, he decidido contratar un servicio de UPS express para enviarles una caja con mis heces de un mes debidamente separadas por día y hora, y envasadas en bolsitas separadas, para que puedan analizarlas y sepan lo que me ocurre por el interior, lo que como y lo que dejo de comer, o para que se hagan una ensalada. Lo que quieran.

Esto es una TBM Double Shield (o tuneladora de doble escudo)  Con ella pueden hacerse un túnel de tres carriles por el «orto» para que circule mi satisfacción hasta sus oficinas.

Aunque algo me hace pensar que no «borraron» del todo mis datos, y por eso ven que algo no coincide con esa información que prometieron que «eliminaban».

En fin, ya sabéis donde estáis. Doy gracias a Facebook y a su hermano bastardo adoptivo Instagram por haberme dado con la puerta en la cara. Tuve un momento de debilidad. Gracias

P.D: si conocéis algún canal de promoción para este discreto y humilde blog, será bienvenido

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.