El Spam de mamá Googli

Vamos a dar por hecho que todos venimos de una familia,  lo que ahora se llama «biológicamente tradicional». Es decir, que somos el resultado de una transmisión y combinación de material cargado de información genética entre dos mamíferos de distinto sexo (uno, llamado «macho», al que más adelante llamaremos papá, luego padre, y luego viejo, encargado de fecundar, y otro llamado «hembra»,  al qu emás adelante llamaremos mamá, luego madre y más tarde, vieja, encargado de ser fecundado y de llevar a cabo la gestación) que desembocará en el parto de otro mamífero con ansias de consumir indiscriminadamente los recursos naturales.

Con esto quiero decir, que no somos el resultado de una combinación de dos mamas, dos papás, una mamá y una armario empotrado, un papá y la visita de una espíritu en llanto, ni un experimento de los laboratorios Manticore (sea dicho de paso, responsables de crear a Max Guevara, mutante interpretada por una jovencísima Jessica Alba embutida en un traje de cuero negro dos tallas menor, y repartiendo galletas a diestro y siniestro con cara de no haber roto nunca un plato, en la magnífica serie Dark Angel, de James Cameron, que si no habéis visto, ya estáis aprovechando estos días de apocalipsis para ver esta serie post apocalipsis. No es una gran serie, pero es de esas series que empieza, y sin darte cuenta te la acabas pidiendo más.

Pero volvamos a lo nuestros. Os acordáis cuando erais pequeños y vuestra mamá (volver al principio si esto no queda claro) os preguntaba:

-¿De que quieres el heladito? ¿De nata o de chocolate?

-¡De chocolate , mamá!, ¡de chocolate!

-No, mejor de nata, que es mas (póngase aquí cualquier escusa, cuando el objetivo final es joder la ilusión y demostrar la crueldad de la vida y lo que significa impotencia ante la autoridad).

Sabéis de lo que hablo, ¿verdad?.

Pues eso es algo parecido a lo que hace Googli con el correo electrónico. Googli decide que un correo es spam, y a la carpeta de spam que te lo envía. Y aunque entres y le digas que no es spam, él te lo volverá a poner como spam cuando a su algoritmo le salga de la macro. Y eso es precisamente lo que hace con los mails que os envío cada vez que publico una estrada en este humilde e inocente blog. (Sin embargo, coger tus mails, empotrarlos contra la pared, ponerse los guantes de látex, y violar el contenido de éstos, a la búsqueda de cualquier información sensible, eso lo hace Googli y no pasa nada. Para eso es «gratis»). A veces me dan ganas de enviar un mail escribiendo («¿Cómo va la bomba para colocar en la embajada de Estados Unidos (USA, para el algoritmo) y matar al cerdo capitalista a la mayor gloria de Alá?»)… Espera , que llaman a la puerta….

Así que os voy a explicar como decirle al inocente gmail que estamos cansados de buscar en la basura. Y esto lo vamos a hacer con los filtros. Que si no los habéis usado nunca, son la mar de efectivos.

Primero accedéis a vuestra cuenta de Gmail. Ojo, hacedlo desde el ordenador, ya que desde la aplicación para móvil, no se puede acceder a estas opciones. Una vez en vuestra cuenta, entráis un la bandeja de Spam.

Una vez dentro, buscáis el mail maldito que se esconde entra la basura

Si os da por abrirlo, os encontraréis con este mensaje:

Lo natural sería darle al botón de «No es Spam», con lo que te lo enviará a la bandeja de entrada. Pero los sucesivos mails, en lugar de preguntarte algo como ¿quieres que los próximos correos del mismo remitente no se consideren Spam?», no. Helado de nata. Es por eso que tenemos que hacer una regla.

Así pues, una vez abierto al mail, presionamos sobre los tres puntitos verticales, en la barra de opciones:

En el menú que se desplegará, y clicaremos sobre «Filtrar mensajes similares»

Esto nos abrirá la siguiente ventana:

Clicamos sobre «Crear Filtro», y entramos en el monolito de 2001

Esto nos abrirá otra ventana con un sin fin de opciones, que os animo que investiguéis. Pero la que nos interesa es la casilla de «No marcar nunca como spam»

En el supuesto caso de que existan más correos del mismo remitente ( o que cumpla las mismas condiciones) te lo indicará con la ultima casilla, de manera que también te recuperará los demás correos.

Clicáis sobre «Crear filtro», y al salir, os encontraréis todos los mail filtrados por esta regla, en vuestra carpeta de entrada, y lo mejor, los próximos que lleguen, no se marcarán como spam.

A disfrutar.

P.D.: Es más que probable que este mail se vaya a la bandeja de Spam, por  lo que no lo recibiréis adecuadamente, no sabréis cómo crear el filtro, y entraréis en una paradoja espacio temporal en la que los padres de Marty no se conocerán, Marty no nacerá, y no podrá volver al pasado para evitar que sus padres se conozcan…

O algo así….

 

 

2 pensamientos en “El Spam de mamá Googli

  1. Gracias tío. Este Justo estaba en la bandeja de Spam con los 7 siguientes. En cuanto me ponga al ordenador aplico el tuto;)

    1. Gracias a ti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.