Ricitos de oro

El señor lobo es amante de los cuentos clásicos.

Recuerda siempre el cuento de «Ricitos de oro y los tres ositos», que su mamá le contaba de cachorro.

En el cuento, la pequeña Ricitos de oro se perdía en el bosque y hambrienta y muerta de frío encontraba la casita de los tres ositos, Mamá oso, Papá oso y el pequeño osito (Al señor Lobo le gusta mucho esta parte, por que es una familia «tradicional»).

Así que cuando Ricitos de oro se encuentra a los tres ositos durmiendo, los pasa a cuchillo, se los come, y luego le pega fuego a la casa, para entrar en calor.

2 pensamientos en “Ricitos de oro

  1. Hostias!!! Ese final no lo conocía.

    Ver con los ojos del 2020 una niña de pocos años con vestidito corto y lacitos en el pelo, cantando sola en un avión delante de un grupo de adultos ya maduros que la miran embobados ….. como hemos cambiado.

    1. Tienes toda la razón. Hemos y estamos cambiando a peor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.