Para comer, spam

Apreciados amigos.

Todos aquellos que nacimos en la época de la televisión bicanal en blanco y negro, que disfrutamos de la contundencia de los Nokia (hasta que algún cabrón te lo ponía en suomi), y hemos sido testigos del nacimiento de esa gran promesa, que es internet, estamos viendo cómo le está pasando lo que a cualquier estrella pop. Con la edad se está hechando a perder, entre alcohol y miseria.

La cuestión es que este humilde blog está recibiendo cada vez más comentarios a las entradas en modo spam (proveniente en su mayoría de sitios rusos). Para evitar esto, he tomado la salomónica decisión de obligar a registrase y tener que loguearse para poder dejar mensajes.

Es lo que tiene cuando montas tu cabañita con amor, y se te ponen de vecinos los cosacos del Volga. Todo sea por la convivencia, la tolerancia y el respeto (hijos de puta).

привет с уважением!!!

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.