Arbol Viejo

Hace tiempo quería montar este vídeo de prueba, pero nunca tenía las suficientes ganas para ello. Parece que hoy, día de lluvia, ha sido propicio, y sin quererlo ni comerlo, me he liado la manta a la cabeza.

Pero vayamos por partes.

Una de las cosas que más me gusta de la Olympus OMD (OMD 10 Mark III, bla bla bla…) es el formato micro cuatro tercios, que a pesar de lo que muchos digan, tiene una serie de ventajas muy interesantes. Por un lado su reducido tamaño de sensor, lo que conlleva a un menor consume energético, menos sobrecalentamiento, y por lo tanto una serie de funciones en las que se ha adelantado a otros fabricantes (como la estabilización de 5 ejes, o las funciones de larga exposición)

 

Y de estas funciones de larga exposición va esta entrada. Esta cámara tiene un par de modos de larga exposición muy revolucionarios, y altamente creativos. Básicamente por que permite hacer una exposición larga, pero sólo capturando las zonas que cambian, y manteniendo las ya expuestas. Pero casi que mejor os pongo un vídeo de Antonio Garci, que lo explica la mar de bien,  yo estoy muy perrete. (Además este vídeo me da especial morbo, ya que como modelo utiliza una Minolta X300, que fue la primera cámara que tuve).

La cuestión es que el lugar donde estaba alojado tenía un viejo membrillo más retorcido que los sueños del Vaticano. Una de las noches, par aprobar estas funciones, sobre todo la de Time Composite, monté la cámara en el trípode y me dediqué a pintar con luz.No es que el resultado fuera especialmente espectacular, al fin y al cabo se trataba de una prueba. Y las fotos se quedaron, como muchas otras, creando malvas en el disco duro.

Y hoy me dio por montarlas todas, y hacer un vídeo, a ver que tal. El resultado es el siguiente, siempre manteniéndome fiel a mi estilo de alegría y optimismo.

 

Valga decir que no me he esforzado mucho, y lo he hecho como me gusta, a lo burro y sobre la marcha.

La edición de video la he realizado con Kdenlive, un editor de video Open Source y gratis, que no había probado todavía (por que me daba mucha pereza tener que contaminar mi ordenador con los productos de Adobe), y la verdad es que me ha sorprendido gratamente.

Así que si queréis un edito de video que no tiene mucho que envidiar a los macarras del patio del colegio, esta es sin duda una buena opción, y gratis (escolti).

Para el audio, he grabado mi voz en el móvil y la editado con (mi amadísimo) Caustic 3, creando tres pistas mas retocadas que los morros de Carmen de Mairena. Si no conocéis este magnifico secuenciador para Android, ya estáis tardando en caer bajo los influjos de los beast…

 

En fin, y así, en un día, he cerrado el circulo de unas fotos que hice hace ya un tiempo.

Etiquetado , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.